Las diferencias entre Internet y World Wide Web

Están tan inmersos en nuestro día a día que es fácil llegar a pensar que son la misma cosa. Sin embargo, existen grandes diferencias entre el Internet y la World Wide Web.

 

Internet, una red de redes

La primera diferencia de todas es que el Internet es más bien una infraestructura de hardware, ello quiere decir que se trata de una red gigante constituida por billones de hardware conectados como computadores, teléfonos celulares e incluso satélites y todo tipo de otros dispositivos. Una red de redes.

Conectado a través de cables y señales inalámbricas, esta red masiva nació en los años 60 como un experimento militar en los Estados Unidos, cuando se buscaba una manera de mantener las comunicaciones activas en caso de un ataque nuclear. A medida que pasaba el tiempo, los académicos llegaron a él y empezaron a utilizar el Internet para conectar la red de computadores universitarios. En los 80 y 90s, a medida que los computadores personales se volvieron populares, más y más usuarios conectaron sus dispositivos a esta red masiva y desde entonces, no ha parado de crecer.

Por tanto, Internet está descentralizado. Ninguna entidad es su dueña, ningún gobierno o autoridad lo controla.

 

La World Wide Web, o mejor dicho, la información en el Internet 

Para poder acceder a la World Wide Web es necesario conectarse al Internet dado que la web es simplemente la porción de este que comparte información, el nombre que le damos a todas las páginas HTML que podemos encontrar en Internet.

La web consiste en billones de páginas digitales a las cuales se accede a través de un explorador web – Google, Chrome, Mozilla, Internet Explorer, Safari… – todos ellos se conectan utilizando el Protocolo de Transferencia de Hipertexto o HTTP, un lenguaje codificado que permite a nosotros, los usuarios, acceder a cualquier sitio web público simplemente dando click en un enlace o escribiendo una URL, la dirección única para cada página en el Internet.

A través de la World Wide Web personas de todo el mundo son capaces de acceder y compartir todo tipo de información.

Uno no puede trabajar a todo potencial sin el otro y aunque la web es una de las maneras en las que la información se propaga a través del Internet, es tan solo una porción de este, lo que significa que ninguno es sinónimo del otro ni deben de ser confundidos. Ahora ¿Puedes diferenciarlos?

 

 

Share on LinkedInEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page