Errores comunes revelados por Auditorías SEO

Una auditoría SEO es implementada con el propósito de examinar su sitio web a fondo y determinar los problemas en él que pueden estar afectando sus rankings. Con más de 200 factores distintos utilizados por los motores de búsqueda para acceder a su sitio web y determinar qué tan alto en los resultados de búsqueda merece llegar, es fácil dejar pasar muchos de ellos y terminar cayendo en cualquiera de estos errores comunes revelados por auditorías SEO.

Si ha notado que su sitio cada vez baja más en los rankings y aún no entiende por qué, quizás sea momento de agendar una auditoría SEO o, al menos, revisar algunos de estos problemas comunes para confirmar que no se está incurriendo en ellos sin darse cuenta.

  1. Contenido Duplicado:

Google define al contenido duplicado como bloques sustanciales de contenido hallados en sitios web, los cuales son o totalmente idénticos, o claramente similares. Aunque no exista una penalidad como tal por contenido duplicado, la existencia de este no ha de ser ignorada, dado que el contenido único es un aspecto apreciado tanto por los motores de búsqueda como por los usuarios.

Cuando su sitio web tiene en él contenido duplicado, se pierde la oportunidad de elegir cuál página posicionar, haciendo que estas compitan entre sí por los rankings.

  1. Imágenes Dañadas y Alt Tags Perdidos: 

Los Alt tags son importantes para las búsquedas de imágenes dado que ayudan a los buscadores a entender de qué se tratan estas imágenes y así categorizarlas – razón por la que es necesario incluir sus palabras clave SEO en ellas. Incluso, para las personas con problemas visuales que utilizan lectores de pantalla los alt-tags son necesarios para poder describir las fotos a los usuarios.

Dado que para los motores de búsqueda la experiencia del usuario es sumamente importante, un sitio web que no incluya alt-tags puede ser interpretado como uno de poco valor.

A su vez, las imágenes dañadas causan los mismos problemas que los links rotos, siendo puntos muertos para los usuarios y motores de búsqueda, al tiempo que degradan la experiencia de navegación.

  1. Problemas Con Etiquetas de Título:

Las etiquetas de título son uno de los aspectos más importantes del SEO, dado que ayudan a los motores de búsqueda y a los usuarios a saber de qué se trata su página. Cuando estos no existen o aparecen por duplicado, tanto lectores como buscadores pierden la noción del contenido de la página, mientras que aquellas etiquetas de título demasiado largas se pierden entre los resultados de búsqueda al no ser mostradas por completo.

  1. Descripciones Meta:

Las descripciones meta dan al usuario información sobre el contenido de su página directamente en los resultados de búsqueda y aunque no tienen ninguna influencia directa sobre los rankings, sí afectan el porcentaje de clicks de página, lo cual es bastante importante. Cuando estas no existen o están duplicadas, el porcentaje de clicks baja significativamente.

  1. Enlaces Rotos:

Si bien un par de enlaces rotos no afectan en demasía, si el número de estos aumenta se puede convertir en un gran problema SEO.

Primeramente, los enlaces rotos causan bajas en el tráfico, dado que los usuarios perciben a su sitio como uno de baja calidad, mientras que cada vez que los robots de los buscadores acceden a este y se topan con una gran cantidad de enlaces rotos, su atención se desvía de las páginas relevantes, haciendo que estas no sean examinadas ni clasificadas correctamente, reduciendo entonces el número de ellas que aparecen en los resultados de búsqueda a largo plazo.

  1. Demasiados Enlaces en Página:

Aunque Google ya no obliga a mantener el número de links en una página bajo control, una buena estrategia SEO significa tener una cantidad natural de enlaces en la página, los cuales han de ser relevantes y de buena calidad. Si existen demasiados, el valor de su página web y su tráfico irá disminuyendo poco a poco.

  1. Poco Texto, Mucho HTML: 

Cuando existe poco texto y mucho HTML en un sitio web significa que hay más código en la página que contenido para leer, lo cual puede ser señal de demasiado Javascript o Flash, texto escondido – cosa utilizada por los spammers, así que se vuelve una bandera roja para los buscadores – o un sitio lento, puesto que mientras más código contenga más tiempo se tardará en cargar, afectando negativamente la experiencia del usuario y también su posicionamiento en buscadores.

  1. Declaración de Lenguaje Incorrecta:

Dado que la audiencia en internet viene de todas partes del mundo, los sitios web precisan declarar en qué idioma está escrito su texto. Esto a su vez informa a los navegadores del idioma en el que está el contenido, ayudando así con las traducciones y muestras de página. Además, una declaración de lenguaje ayuda a que aquellos utilizando convertidores de texto a discurso puedan escuchar su contenido en el dialecto correcto.

La declaración de lenguaje ayuda con la geolocalización y SEO internacional. Cuando las personas correctas pueden acceder al contenido correcto, la relevancia de su página aumenta y por tanto también su posicionamiento SEO.

  1. Redirección Temporal:

La redirección permite que los buscadores sepan cuándo una página ha sido movida. Sin embargo, la redirección temporal puede ocasionar que los motores de búsqueda sigan posicionando una página que está ya desactualizada, al tiempo que ignoran aquella

a la cual se está intentando redirigir el tráfico. Entonces, si el cambio ha de ser permanente deberá implementar una redirección permanente para evitar perder tráfico y obtener una pobre optimización.

  1. Problemas Con Etiquetas H1:

Las etiquetas H1 están ahí para señalizar el contenido más importante dentro de la página, creando una jerarquía útil tanto para usuarios como para motores de búsqueda. Si bien es posible tener varias etiquetas H1 en una sola página, no es necesario abusar de ellas. Además, por temas de relevancia SEO, estas deberían de ser consistentes con las etiquetas de título sin ser idénticas.

  1. Bajo Conteo De Palabras:

Si bien no existe un mínimo de palabras por página, a Google le gusta posicionar más alto contenido con mayor profundidad y una indicación de esto es el contenido más largo, cosa que lo hace más valioso para los lectores. Así que, al momento de crear contenido, mientras más texto relevante mejor, sus lectores lo apreciarán.

Si bien ninguno de estos factores afecta su posicionamiento SEO de la misma manera, una buena estrategia SEO se logra manteniendo todos los detalles en orden, evitando que los problemas se acumulen y salgan de control, afectando su posicionamiento web y su credibilidad.

Una auditoría SEO ayuda a identificar estos y otros pequeños – o grandes – problemas, diagnosticándolos a tiempo para resolverlos antes que sus rankings continúen en descenso.

 

 

Share on LinkedInEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page