Posicionamiento Web para Dummies

Posicionamiento Web para Dummies: Los básicos de la optimización en buscadores (SEO)

Supongamos que llegas a una librería en búsqueda de un libro sobre decoración de interiores, le preguntas al encargado al respecto y este te pide mayores detalles. Le dices entonces que quieres decorar tu casa siguiendo los lineamientos del feng shui, así que después de un chequeo entre los archivos de la librería, te vas a casa con los libros y catálogos más relevantes en mano. Así funciona el posicionamiento web.

De tal forma, de acuerdo a este ejemplo la librería sería toda la información que se encuentra en Google o cualquier otro motor de búsqueda, las palabras clave o keywords que ingresas en el buscador son “decoración de interiores” y “feng shui” y el encargado es el robot de Google que se encarga de revisar entre todos los cientos de millones de páginas de internet cuáles son las que contienen la información más relevante a tu búsqueda.

Son muchos los elementos que componen al SEO, desde las palabras en tu página web a la manera en la que otros sitios enlazan al tuyo, pero la meta es una: Que tu página se encuentre en el top de resultados de Google y otros buscadores web, para lo cual será necesario optimizar tanto tu sitio como su contenido para que más y más personas puedan acceder a él.

 

Vocabulario básico del posicionamiento web

Empecemos por lo primero y aclaremos un poco el vocabulario.

  • Posicionamiento Web: Se refiere a las estrategias, técnicas y tácticas utilizadas para aumentar el número de visitantes en un sitio web.
  • Tráfico orgánico: Es aquel tráfico o visitantes que llegan a tu página web ingresando palabras clave en un buscador.
  • Keywords o palabras clave: Se trata de aquella frase clave que el usuario introduce en un buscador. Las palabras clave más populares tienen miles de búsquedas al mes así que en vista de toda la competencia que existe, no convienen. Es por eso que los expertos prefieren utilizar palabras clave de larga cola (long tail keywords). Estas son más específicas y por tanto tienen menos competencia, así que son capaces de otorgar mayores visitas.
  • Palabras clave relacionadas: Estas palabras clave son sinónimos, variaciones o términos y frases relacionados a tus palabras claves, los cuales pueden ayudar a optimizar tu sitio aún más.

Ahora, pasemos a los detalles.

 

5 elementos de una estrategia SEO exitosa:

1. Elige bien tus palabras clave:

Las palabras clave son las encargadas de definir sobre qué se trata tu contenido, por tanto, ayudan al visitante a filtrar entre los resultados hasta obtener aquel que más se ajuste a su búsqueda.

Como ya explicamos antes, tenemos las palabras clave y las palabras clave de larga cola. Las primeras son los términos más generales y se conforman por tan solo una o dos palabras. Ejemplo: “decoración interior”, mientras que las segundas son más bien una frase que contiene la palabra clave principal y otros términos más específicos, como podría ser “decoración interior feng shui”.

Existen montones de herramientas que pueden ayudarte a encontrar las palabras clave que más se ajustan a tu negocio, como por ejemplo Google Keyword Planner, sin embargo, no hay manera más sencilla de empezar que ir anotando todos aquellos términos específicos que describen tu sitio web o negocio.

 

2. El contenido es clave:

Lo principal en el posicionamiento web es el contenido y la calidad de este. De nada sirve que miles de usuarios lleguen a tu sitio web si lo que este contiene no satisface su búsqueda.

Para evitar que los visitantes abandonen tu sitio debes ser capaz de proveerles contenido interesante. Este puede estar redactado en formato de post para blog o puede tratarse de páginas con información específica respecto a tus múltiples productos o servicios. Lo importante acá es el buen uso de las palabras clave, apoyado por otros recursos como un buen diseño web o componentes gráficos y audiovisuales que llamen la atención de tus lectores lo suficiente como para que continúen navegando en tu página.

Procura que tus palabras clave aparezcan tanto en la URL de cada página específica o post de blog como en los títulos, subtítulos, párrafos iniciales, descripción meta (aquella que aparece debajo de tu título en los resultados de búsqueda) y en las imágenes incluidas.

 

3. Mientras más enlaces, mejor: 

Los enlaces o links relevantes son otro aspecto a tomar en cuenta en términos del posicionamiento web de tu sitio y aunque en esto podríamos extendernos bastante, solo vamos a mencionar dos tipos de links: los internos y los de referencia.

Los links internos son aquellos que se encuentran enlazados a tu propio contenido, por ejemplo, si publicas un post de blog, este debería de contar con enlaces que lleven hacia otros posts o páginas dentro de tu sitio.

A su vez, los links externos son aquellos publicados en sitios ajenos al tuyo, pero que enlazan a tu contenido. Estos enlaces externos son un poco más difíciles de obtener puesto que implican que alguien más los publique por ti, pero una vez que un sitio web relevante para tu público objetivo hace referencia a alguna de tus páginas o posts de blog, más autoridad y relevancia tendrás para los buscadores y por tanto, mejor será tu posicionamiento.

 

4. La importancia de compartir:

Aunque el contenido compartido en redes sociales no tiene un efecto directo en el posicionamiento en buscadores, sí forma parte de una buena estrategia SEO en el sentido de que mientras más personas lo difundan, más fácil será que otros lo vean y a su vez lo compartan o enlacen.

Para ello, los botones de redes sociales son una excelente adición a tu sitio, ya que permitirán que con tan solo un click los usuarios puedan enlazar tu contenido dentro de sus propias redes y a la vez, otorgarle mayor difusión y movimiento.

 

5. Actividad, actividad y actividad:

A los buscadores les interesa que tu sitio web se mantenga en constante movimiento y no que esté estancado. Es por ello que deberás de preocuparte de mantenerlo activo, ya sea publicando contenido nuevo frecuentemente, enlazando a otros sitios relevantes o actualizando el contenido ya existente.

Mientras más activo se encuentre tu sitio, más fácil será que escale entre los montones de resultados de búsqueda y, por tanto, más visitas reciba.

Como todo en internet el SEO y posicionamiento web se mantiene en constante evolución y cambio. Lo que hoy es relevante puede que mañana no lo sea, así que es importante mantenerse al tanto de las novedades y que tu sitio lo demuestre. Ante todo, como te habrás dado cuenta lo más importante para la optimización en buscadores es crear contenido de alta calidad que sea valioso para tus lectores y visitantes.

 

Como verás, una estrategia SEO exitosa conlleva trabajo y compromiso, es por ello que en LTTR nos encargamos de revisar todos estos detalles y ayudarte a que tu sitio web llegue al tope de los buscadores. Ahora que conoces los básicos, entenderás mejor de qué manera podemos ayudarte a crear una estrategia de posicionamiento web que otorgue los resultados que esperas.